5 plantas medicinales para cuidar el hígado

Resíduos del metabolismo, sustancias químicas, medicamentos, alcohol. Todo eso pasa por el hígado para su retirada de la sangre o neutralización, y el proceso es contínuo, las 24 horas del día.

Por ello no es extraño que el hígado se sature y no pueda realizar su labor correctamente.

Trébol de agua

El trébol de agua se encuentra en zonas pantanosas de Europa y Norteamérica.

Su característica flor está compuesta de 5 pétalos de color blanco.

El nombre científico “trifoliata” hace referencia al número de sus hojas, que son tres.

Reishi

El reishi es un hongo que crece en la zona más al norte de los bosques orientales.

Se encuentra distribuido por todo el mundo, tanto en zonas tropicales como templadas, incluyendo Norteamérica, Sudamérica, África, Europa y Asia.

Crece como un parásito o saprófito, sobre una gran variedad de árboles.

Es un hongo suave, coriáceo, y plano, con un sombrero conspicuo rojo barniz, arriñonado en forma de tapa y, según la edad del ejemplar, de color blanco o marrón en la zona de los poros.

Soja

La soja es una especie de la familia de las leguminosas (Fabaceae) cultivada por sus semillas, de alto contenido en aceite y proteína.

El grano de Soja y sus subproductos (aceite y harina de soja, principalmente) se utilizan en la alimentación humana y del ganado.

Esta especie es originaria de China, y su nombre (soy) viene del Japón.

Es una fuente de proteínas de alta calidad y ayuda en las épocas de estudio.

Rábano negro

El rábano negro es una variedad de la especie Raphanus sativus L., emparentado con el rábano silvestre.

Su uso como alimento no es tan conocido.

El uso como planta medicinal es para lo que se cultiva casi exclusivamente.

Se aconseja en dietas depurativas y para limpieza del hígado.

Cardo mariano

El cardo mariano es una planta herbácea anual o bienal, originaria de Europa y fácilmente distinguible por sus hojas, recorridas en su haz por franjas de color blanco lechoso.

Hojas ovaladas de hasta 30 cm, distribuidas en roseta, bordes con lóbulos irregulares y espinas, color verde brillante con nervios blancos. Altura entre 20 y 180 cm.

Las flores son de color rosa intenso que suelen aparecer el segundo año, pueden alcanzar hasta los 8 cm de diametro, estambres interiores soldados en un solo haz, brácteas en forma de pincho curvo.

Alcachofera

La alcachofera es una planta cultivada como alimento en climas templados.

Pertenece al género de las Cynara dentro de la familia Asteraceae.

Se nombra como alcachofa, tanto la parte de la planta entera, como la inflorescencia en cápitulo, cabeza floral comestible.

Es perenne y de hasta 150 centímetros de envergadura, que vuelve a brotar de la cepa todos los años, pasado el invierno, si el frío no la heló.