Jarabe para la tos de ajo tomillo y miel

Para los que vivimos en el hemisferio norte, se acerca el invierno, y con él los resfriados, catarros y gripes.

Si tienes la mala suerte de contagiarte, aparecerán los molestos síntomas como son la tos y el exceso de mucosidad.

Este jarabe de ajo, tomillo y miel te aliviará las molestias mientras dure la enfermedad.

Jarabe para la tos

La tos es un de los síntomas más molestos de los catarros, gripes y otras enfermedades respiratorias.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de miel de tomillo o eucalipto.
  • 1 diente de ajo.
  • 3 ramitas de tomillo fresco o 1 cucharadita ya seco.
  • 1 cucharadita de aceite de oliva virgen extra.

Preparación

  1. En un mortero agrega el diente de ajo pelado, el tomillo y el aceite de oliva.
  2. Tritura bien los ingredientes hasta formar una pasta.
  3. Añade la miel y mézclala bien con el resto.
  4. Tápalo y deja reposar durante 3 horas.
  5. Filtra el jarabe con un colador en un tarro de cristal.
  6. Cierra el envase y consérvalo a temperatura ambiente.

Dosis

Puedes tomar de 2 a 3 cucharaditas repartidas durante el día, y es recomendable 1 cucharadita media hora antes de dormir.

También puedes prepararte una infusión de tomillo o eucalipto y añadir una cucharadita del jarabe para reforzar el efecto.

Observaciones

Este jarabe está especialmente indicado para la tos acompañada de abundante mucosidad. Para la tos seca las plantas malvavisco y tusílago te vendrán mejor.

Por la cantidad de azúcares naturales de la miel, está contraindicado en personas diabéticas. Tampoco es recomendable para niños menores de 5 años.

Este jarabe te puede durar unos 4 o 5 días. Pasado ese tiempo ya habrá perdido sus propiedades y es preferible descartarlo.

En cualquier caso, si se te acaba el jarabe antes de tiempo, prepara un poco más con la mitad de los ingredientes.