10 maneras de usar las plantas medicinales

Aunque la infusión sea la manera más extendida de tomar plantas medicinales, existen como mínimo, 10 maneras de usar las plantas medicinales, algunas tradicionales y otras de reciente implantación.

Dependiendo del efecto deseado y de los principios activos que contenga la planta, elegiremos la más conveniente.

10 maneras de usar las plantas medicinales

En cualquier tienda naturista, puedes encontrar plantas medicinales o sus principios activos en gran variedad de presentaciones.

10 maneras de usar las plantas medicinales

1. Infusión

Sin duda la más conocida a nivel mundial. El té es la bebida natural más consumida después del agua en todo el mundo, y se prepara en infusión.

Calienta agua hasta que hierva, retírala del fuego y agrega 1 a 2 cucharaditas de la planta. Tápalo y deja reposar de 5 a 10 minutos.

Se preparan en infusión, por ejemplo, la manzanilla, menta, tila y cualquier planta cuya presentación sea en sobres individuales.

2. Maceración

La maceración consiste en poner en remojo la planta medicinal en cuestión, durante el tiempo conveniente.

Este método es de los menos usados en fitoterapia, aunque sí es una buena manera de extraer los mucílagos de ciertas plantas.

De esta manera se forma un gel indicado para los casos de estreñimiento y hemorroides.

Las más conocidas son las semillas de lino, chía e ispágula.

3. Decocción

Como su propio nombre indica, este método consiste en cocer la parte de la planta en agua.

Normalmente, de este tipo de plantas, no nos interesa tanto los principios activos, (en su mayoría volátiles), pero sí su contenido en minerales.

Ejemplos de estas plantas serían el apio, la zarzaparrilla y la cola de caballo.

4. Aceite esencial

El aceite esencial contiene todos lo principios activos de la planta en su máxima concentración.

Está totalmente desaconsejado para uso interno.

Para uso externo, se diluye en algún aceite portador, (aceite de almendras dulces, de oliva, etc), y tienen diversas propiedades: relajante, estimulante, cicatrizante, etc.

Están indicados para realizar masajes y en afecciones de la piel.

Algunas plantas de las que se obtiene aceite esencial son el romero, lavanda y tomillo.

5. Tintura

La tintura consiste en la extracción de los principios activos de la planta con alcohol o alguna bebida alcohólica.

La dosis de tintura va de unas gotas a una cucharadita disuelta en un poco de agua. Se suele tomar en ayunas.

También tiene aplicaciones en uso externo en algunos casos.

Funcionan bien en tintura la menta, el anís y el orégano.

6. Oleato

El oleato es similar a la tintura, solo que el método para extraer los principios activos, es mediante algún tipo de aceite, preferiblemente de 1ª presión en frío.

La mayor parte de oleatos se aplican en uso externo, en masajes y para tratamientos de la piel.

Puede considerarse una alternativa “casera” a la mezcla de aceite esencial + aceite portador, aunque menos concentrado.

Buenas plantas en oleato son la caléndula, manzanilla y árnica.

7. Aceite de 1ª presión en frío

Consiste en la extracción de la porción grasa de la planta exclusivamente por prensado, sin calentar la materia prima.

De esta forma se conservan la mayor parte de sus propiedades, vitaminas, antioxidantes y enzimas.

Esto es particularmante importante para los aceites comestibles, pero también es un beneficio para los de uso cosmético.

Plantas con alto contenido en aceite son el girasol, la rosa mosqueta y las almendras dulces.

8. Cápsulas

En esta presentación suelen incluirse plantas que tienen mal olor o sabor, que haría desagradable su ingestión directa, aunque una vez en el estómago, las cápsulas se disuelven rápidamente, liberando su contenido.

En esta categoría estarían la valeriana, diente de león y cúrcuma.

9. Comprimidos

Contrariamente a las cápsulas, en esta presentación se incluyen plantas cuyo sabor u olor no representa un problema.

Curiosamente, las plantas más usadas en el formato de comprimido, son aquellas altas en nutrientes, también conocidas como superalimentos.

Ejemplos de estas son el alga chlorella, la alfalfa y la ortiga.

10. Gotas

Y por último, están los extractos acuosos, alcohólicos, hidroalcohólicos y de otros solventes orgánicos, que contienen los principios activos de la planta en formato líquido.

Las dosis suelen ser de 20 gotas o 1 mililitro del preparado.

Los más demandados son los preparados compuestos de varias plantas y con un fin específico, por ejemplo, gotas adelgazantes, gotas diuréticas, etc.

Ahora que ya conoces estas 10 maneras de usar las plantas medicinales, quizá te interese saber cómo preparar tu propio botiquín natural.