Brillo y reflejos naturales

Existe una alternativa a los productos comerciales para obtener un color natural.

Obviamente no se puede conseguir un azul o rojo chillón, pero sí oscurecer, aclarar o dar reflejos al cabello rubio, castaño o moreno.
Brillo y reflejos naturales

Algunas plantas tienen la propiedad de aumentar el brillo o dar reflejos de forma natural.

Lista de plantas

  • Manzanilla. Es ampliamente conocida la propiedad de esta planta para realzar el cabello rubio y darle brillo. Se puede aplicar aceite de manzanilla, infusión concentrada o algún producto de belleza ecológico si no se dispone de tiempo para prepararlo uno mismo.
  • Perejil. Prepara una infusión de esta planta para aclarar el cabello, independientemente del color que tengas.
  • Centaura. La decoción de centaura, una vez fría, la puedes aplicar después del aclarado y proporciona reflejos rubios.
  • Hiedra. Hierve un puñado de hojas frescas de hiedra y enjuaga el cabello con él. Da brillo y oscurece.
  • Nogal. Aunque es algo difícil de conseguir, la decoción de la cáscara de nueces verdes, oscurece y reduce la grasa del cuero cabelludo.
  • Ricino. El aceite de ricino desodorizado, aplicado depués del baño, mantiene el cabello con aspecto húmedo durante horas.Además aumenta el brillo espectacularmente.
  • Té negro. La infusión de té, usada como enjuague, proporciona unos bonitos reflejos de color rojizo.
  • Cebolla. La piel externa de las cebollas hervida, añade reflejos dorados al cabello y lo suaviza.
  • Lúpulo. Se deja toda la noche un puñado de lúpulo en agua. Al día siguiente se aplica como enjuague y se envuelve la cabeza con una toalla.
    Aclara el cabello, suaviza, da brillo y estimula el crecimiento natural.
  • Romero. Calienta agua hasta ebullición, echa un puñado de romero, a poder ser fresco, y que hierva durante 10 minutos.
    Utilízalo como enjuague y envuelve la cabeza con una toalla una media hora.
    Oscurece el cabello castaño, proporciona brillo, estimula el crecimiento natural y elimina la grasa.
  • Y por último la alheña, más conocida como henna. Esta planta es un verdadero colorante que nada tiene que envidiar a los tintes químicos.Proporciona un color entre anaranjado y castaño, da brillo y reduce la grasa.

    Pero teniendo en cuenta que existen falsificaciones, que pueden contener sustancias químicas irritantes o tóxicas, recomiendo que acudas a profesionales, sea una estética o salón de belleza donde tengan la auténtica henna.

Observaciones

No he indicado ninguna cantidad exacta de planta o agua. Experimenta con diferentes concentraciones hasta que encuentres el punto justo.

Para todas las plantas, excepto la henna, es necesario un mínimo de 2 o 3 aplicaciones semanales para obtener el brillo o reflejos deseados.

Igualmente las puedes usar durante un tiempo indefinido, ya que no son tóxicas.

Como cada piel es única, si notas la menor irritación o molestia en el cuero cabelludo, interrumpe el uso de la planta problemática.