Travalera

La travalera es una planta originaria del sur de Europa, abundante en la zona mediterránea. Es una planta rastrera, con flores de color violeta a rosado.
En fitoterapia se utiliza la planta al completo cuando está en flor. Sus principios amargos le otorgan propiedades colagogas y aperitivas, y se recomienda principalmente para casos de inapetencia.

Artemisa

La artemisa es una planta oriunda de Europa y Asia. Se encuentra en terrenos ricos en nutrientes, especialmente nitrogenados. Se usaba antiguamente para darle amargor a la cerveza, anterior a la introducción del lúpulo. Como planta medicinal, tiene propiedades aperitiva y antihelmíntica.

Escabiosa

La escabiosa es una planta oriunda de Europa y el norte de África.

Su tallo crece hasta alcanzar en ocasiones el metro de altura.

Las flores son pequeñas, de color violeta claro.

Precisamente las flores tienen utilidad en fitoterapia, y su cualidad principal es ayudar a expulsar la mucosidad abundante en bronquitis y otras enfermedades pulmonares.

Cariofilada

La cariofilada es una planta nativa de Europa que alcanza el medio metro de altura.

Se puede encontrar en zonas boscosas y prefiere la sombra.

Sus aromáticas flores poseen cinco pétalos y son amarillas.

El rizoma es la parte utilizada en fitoterapia.

Su efecto más destacado es como hemostático, es decir, detiene las hemorragias en uso externo, y por ello está indicada para lavar heridas abiertas.

Cantueso

El cantueso es una planta arbustiva originaria de la región mediterránea.

Alcanza con facilidad el metro de altura en su hábitat natural, pudiéndose encontrar en terrenos ricos en sílice.

Sus flores desprenden un aroma que recuerda al tomillo y a la lavanda.

En fitoterapia es reconocido por su propiedades aperitivas, formando parte de diversos licores de hierbas digestivas.

Aspérula olorosa

La aspérula olorosa es una pequeña planta que apenas alcanza los 25 centímetros de altura.

Es originaria de Europa, Asia, y el norte de África.

Haciendo honor a su nombre, sus flores desprenden un penetrante y agradable aroma.

En fitoterapia, se utiliza la parte aérea de la planta en infusión.

Eneldo

El eneldo es una planta nativa de la región mediterránea, de la familia de las apiáceas.

Llega a medir aproximadamente 50 centímetros de altura.

Los tallos se ramifican en umbelas, que se llenan de diminutas flores amarillas en el verano.

Las hojas son muy apreciadas en cocina para acompañar platos de pescados y encurtidos.

Musgo de Irlanda

El musgo de Irlanda es una alga que se encuentra en las costas del océano atlántico en Europa y Norteamérica.

Es utilizado en la industria alimentaria y farmacéutica por su poder emulgente.

La carragenina, uno de los compuestos del musgo de Irlanda, absorbe gran cantidad de agua y puede añadirse a mermeladas y compotas caseras como espesante natural.

Galanga

La galanga es una planta de origen asiático, que alcanza los 50-100 centímetros de altura.

Su rizoma recuerda al del jengibre, con el que comparte además su efecto antiemético.

Es pues útil para contrarrestar los efectos secundarios de algunos medicamentos que provocan el vómito.

Así mismo previene mareos en viajes largos, tomando una infusión del rizoma o preparados con el principio activo.

Genciana

La genciana es nativa de las montañas del centro y sur de Europa. Es una de las muchas especies de la familia Gentianaceae.

Es la más comun en España y sin duda la más aprovechada, siendo relativamente abundante en la cordillera Cantábrica.

Se usa, además de como planta medicinal, como aromatizante de bebidas.