Brezo

El brezo es una planta nativa de Europa y el norte de África. Crece en terrenos pobres y soleados, donde llega a alcanzar el medio metro de altura. El néctar de sus flores da una miel de excelente calidad y sabor. Sus propiedades más importantes como planta medicinal, son diurética y astringente.

Ajenuz

El ajenuz o comino negro, es una planta oriunda de Asia y Oriente medio.

Puede alcanzar el medio metro de altura, y posee unas vistosas flores de color azul.

Sus semillas son muy apreciadas como especia, y se puede encontrar cultivada en esas regiones y en el resto del mundo.

Precisamente esas semillas, son las que tienen valor en fitoterapia.

Cenizo

El cenizo es una planta anual originaria de europa.

Su hábitat natural son los bordes de caminos y campos cultivados.

Puede alcanzar el metro y medio de altura.

Se puede encontrar hasta 1000 metros sobre el nivel del mar.

En fitoterapia, se utilizan principalmente las hojas.

Su propiedad principal, es como antihelmíntico, es decir, se recomienda para eliminar los parásitos intestinales.

Erígero

El erígero es una planta herbácea nativa de Norteamérica, extendida en la actualidad por todo el mundo.

Puede superar el metro de altura en condiciones idóneas.

Los frutos se diseminan con el viento y recuerdan a los del diente de león.

Las flores son utilizadas en fitoterapia por sus propiedades diuréticas.

Fresno

La fresno es un árbol nativo de Europa que supera con facilidad los 20 metros de altura.

Su madera es considerada noble, y es muy apreciada para fabricar herramientas y tarimas.

Como planta medicinal, se utilizan las hojas como diurético y la corteza como antipirético.

Parietaria

La parietaria es una planta medicinal que se puede encontrar en Europa y norte de África.

Crece en terrenos baldíos, edificios en ruinas y pedregales.

Llega a alcanzar poco más de medio metro de altura en condiciones idóneas.