Plantas medicinales para las varices

Las varices son el resultado de la insuficiencia circulatoria de la sangre que va de vuelta al corazón. Por suerte existen plantas medicinales para las varices, y son bastante eficaces para este propósito. Algunas actúan por vía interna y otras externamente, podemos escoger lo que sea más cómodo o combinar las 2 vías de administración.

Peonía

La peonía es una planta de origen europeo que crece hasta los 70 centímetros de altura.

Posee una llamativa flor color rojo unas veces y rosada o violeta en otros casos.

Se puede encontrar en zonas montañosas, en bosques y zonas con una cierta humedad.

Alcanforero

El alcanforero es un árbol originario de los países asiáticos, llegando a alcanzar los 20 metros de altura en su hábitat natural.

Sus flores son diminutas teniendo en cuenta el tamaño del árbol. Son blancas y poseen 6 pétalos.

Los frutos son rojos con forma de baya, y no son comestibles.

Castaño de indias

El castaño de indias es un árbol que alcanza los 30 metros de altura.

Es originario de la India, Irán, Asia menor y los Balcanes, aunque actualmente se ha aclimatado en casi todos los países templados.

Tiene el tronco erecto que desarrolla numerosas ramas.

Las hojas son grandes y opuestas, tienen un largo peciolo y están divididas en 5 o 7 foliolos que desde lejos simulan los dedos de una mano.

Rusco

El rusco es una planta perteneciente a la familia de las Ruscáceas.

Es originaria de Eurasia y en Europa crece principalmente al sur del continente.

En muchos países sus ramas con filodios (tallos aplanados que parecen hojas) de color verde oscuro y frutos rojo brillante que se utilizan como decoración navideña.

Romero

El hábitat natural del romero es la región mediterránea del sur de Europa, norte de África y también en Asia Menor.

El romero es un arbusto leñoso de hojas perennes muy ramificado, puede llegar a medir 2 metros de altura.

Lo encontramos de color verde todo el año, con tallos jóvenes borrosos (aunque la borra se pierde al crecer) y tallos leñosos de color rojizo y con la corteza resquebrajada.