Arenaria roja

La arenaria roja es una planta originaria de Europa y Norteamérica. Su hábitat natural son las zonas costeras y semiáridas, especialmente en la cuenca mediterránea. Apenas supera los 20 centímetros de altura y sus flores son rosadas y diminutas. En fitoterapia se utiliza la parte aérea de la planta, por su propiedad diurética.

Pino

El pino es originario de los países del mediterráneo, y se puede encontrar tanto a nivel del mar como en montañas de cierta altura.

Es uno de los árboles mas extendidos por todo el mundo, considerándose en ocasiones una especie invasora que desplaza a las autóctonas.

Puede llegar a alcanzar los 30 metros de altura, aunque es más fácil verlo retorcido en zonas de fuertes vientos.

Gaulteria

La gaulteria es un arbusto originario de México, que se distribuye por humedales y pantanos de ese país y de Estados Unidos.

Produce un llamativo fruto rojo de 1 centímetro de diámetro aproximadamente.

Sus hojas son de un verde brillante y con el borde aserrado.

Boswelia

La boswelia es una planta oriunda de la India, donde es utilizada en la medicina tradicional como antiinflamatorio.

Según algunos estudios, su poder antiinflamatorio en uso externo, es superior al ketoprofeno y otros compuestos similares.

Con la gomo-oleorresina extraída del tronco, se producen numerosos preparados, tanto para uso interno como externo.

Sauce

La corteza de sauce ha sido mencionada en antiguos textos de Asiria, Sumeria y Egipto como un remedio contra los dolores y fiebre y el médico griego Hipócrates escribió acerca de sus propiedades medicinales hacia el siglo V a. C.

Los indígenas americanos centraron en ella la base de sus tratamientos médicos.

El extracto activo de la corteza llamado salicina, fue aislado en su forma cristalina en 1828 por Henry Leroux, -un farmacéutico francés- y Rafaelle Piria -un químico italiano- quien entonces tuvo éxito en separar el ácido en su estado puro.

Ortiga

La ortiga es una planta del género Urtica de la familia de las Urticaceae, todas ellas caracterizadas por tener pelos que liberan una substancia ácida que produce escozor e inflamación en la piel.

Es una de las “malas hierbas” más habituales, bién conocida por sus cualidades urticantes.

Antiguamente se conocía también como la hierba de los ciegos, pues hasta estos la reconocían con solo rozarla.

La ortiga es una planta arbustiva perenne, dioica, de aspecto tosco y que puede alcanzar hasta 1,5 m de altura.

Eucalipto

Los eucaliptos son árboles perennes, de porte recto.

Pueden llegar a medir más 60 m de altura, se habla de ejemplares ya desaparecidos que han alcanzado los 150 metros.

El tronco es de color ceniciento y su corteza se exfolia en láminas.

Las hojas son enteras, coriáceas y perennes, variando segun la edad.

En las ramas jóvenes son ovales pareadas y sesiles, y en las viejas son arqueadas, alternas, más pecioladas y colgantes.

Clavo

El árbol del clavo es perenne y crece hasta una altura de 10 a 20 metros.

Tiene hojas largas y ovales y flores en forma de trébol en numerosos grupos de ramilletes.

Los brotes de la flor inicialmente presentan un color pálido que gradualmente cambia al verde, después de lo cual comienzan a adquirir un color rojizo brillante indicativo de que están listos para recolectarse.

Cayena

La cayena es un arbusto de la familia de las solanáceas, una de las cinco especies cultivadas del género Capsicum, que proporciona múltiples variedades cultivadas.

La planta alcanza el metro de altura, aunque su tamaño varía de acuerdo a la riqueza del suelo y a la temperatura, desarrollándose en mayor grado en climas mas cálidos.

Presenta un follaje más denso y compacto que otras especies de Capsicum.

Las hojas son ovoides, lisas, de color verde claro y unos 8 cm de largo.

Es habitualmente bianual, aunque puede sobrevivir hasta seis años.

La producción de frutos disminuye abruptamente con el paso del tiempo, y solo se la conserva por su valor decorativo.

Apio

El apio es una especie vegetal perteneciente al orden de las umbelíferas, oriundo de la zona mediterránea.

Posee tallos estriados que forman una gruesa penca con hojas acuñadas.

Toda la planta tiene un fuerte sabor acre, aunque el blanqueo de los tallos en el cultivo hace que pierdan estas cualidades, adquiriendo un sabor más dulce y el característico aroma que lo convierte en un buen ingrediente de ensaladas y sopas.