Aloe

El aloe crece en las zonas más desérticas de África, en especial en Provincia del Cabo (Sudáfrica) y en las montañas del África tropical.

Forma una roseta de grandes hojas carnosas y gruesas que salen de un tallo corto (en algunas especies es muy largo e incluso ramificado).

Estas hojas son normalmente lanceoladas con un afilado ápice y márgenes espinosos, los colores varían del gris al verde brillante y a veces están rayadas o moteadas.

Las flores tubulares, con colores desde amarillo, anaranjadas o rojas, nacen en un tallo sin hojas, simple o ramificado, agrupadas en densos racimos (inflorescencias).

El aloe son plantas que se reproducen por polinización cruzada.

Aloe

El gel de aloe es uno de los compuestos vegetales más versátiles, tanto para uso interno como externo.

Nombre científico del aloe

Aloe barbadensis Miller.

Nombres comunes

Sábila, acíbar, zabira.

Partes de la planta utilizadas

Hojas.

Composición

Aloína, azúcares, glucomanano.

Acción farmacológica

Antiinflamatorio, laxante, cicatrizante.

Indicaciones

Heridas, estreñimiento, quemaduras.

Contraindicaciones

No utilizar por vía interna durante el embarazo y el periodo de lactancia. Puede provocar alergias en personas sensibles.

Modo de empleo

Cremas y preparados, a la venta en tiendas naturistas.

Plantas similares

Drago, centella asiática, lino, algarrobo, bolsa de pastor.

Remedios naturales

Ver vídeo sobre el aloe

Comprar aloe

Si te gustó, puedes compartirlo