Carlina

La carlina es una planta nativa de zonas montañosas de Europa.

Tiene un parecido con la familia de los cardos, por sus hojas espinosas y el tipo de flor.

Alcanza poco más de 30 centímetros de altura en su hábitat.

En fitoterapia tiene utilidad para tratar enfermedades de la piel, por sus propiedades antisépticas y antibacterianas.

Carlina

La carlina se recomienda para enfermedades de la piel, como herpes y abscesos, y para tratar dermatitis en general.

Nombre científico de la carlina

Carlina acaulis.

Nombres comunes

Ajonjera, cardo rizado, carduncho.

Partes de la planta utilizadas

Raíz.

Composición

Aceite esencial, inulina, flavonoides.

Acción farmacológica

Antibiótico, antiséptico, antibacteriano.

Indicaciones

Herpes, dermatitis, abscesos.

Contraindicaciones

No se conocen.

Advertencias

Puede provocar mpolestias gastrointestinales en personas sensibles.

Modo de empleo

Hervir una taza de agua y añadir una cucharadita de la planta.

Dejar en infusión durante 10 minutos. Tomar 3 tazas al día.

Plantas similares

Borraja, dulcamara, álamo, shiitake, melisa.

Si te gustó, puedes compartirlo