Melisa

La melisa es una hierba perenne de la familia de las lamiáceas, nativa del sur de Europa y de la región mediterránea.

Apreciada por su fuerte aroma a limón, se la utiliza en infusión como tranquilizante natural, y su aceite esencial se aprovecha en perfumería.

Crece de forma silvestre en prados húmedos, claros de bosque, a la vera de los ríos o en setos y campos cultivados, sobre suelos ricos en materia orgánica.

Requiere suelos arenosos, bien drenados, y no necesita demasiado sol.

Salvo en climas cálidos, pierde el ramaje en invierno, volviendo a brotar a comienzos de primavera.

Melisa

El aceite esencial de melisa posee compuestos antivirales, y más específicamente para tratar el herpes.

Nombre científico de la melisa

Melissa officinalis L.

Nombres comunes

Toronjil, abejera, hoja de limón.

Partes de la planta utilizadas

Hojas.

Composición

Triterpenos, aceite esencial, flavonoides.

Acción farmacológica

Sedante, ansiolítico, antiviral, espasmolítico.

Indicaciones

Insomnio, ansiedad, herpes, espasmos intestinales.

Contraindicaciones

No se conocen.

Modo de empleo

Calentar 1/4 de litro de agua hasta que hierva y verter sobre 2 cucharaditas de melisa y dejar en infusión 10 minutos. Tomar 3 tazas al día.

Plantas similares

Angélica, pasiflora, tila, rooibos, valeriana.

Remedios naturales

Ver vídeo de la melisa