Olmo

El olmo es un árbol originario de Europa, actualmente con muy poca población, debido a la grafiosis, una enfermedad causada por un hongo que los ha diezmado.

A pesar de ello, aun es posible encontrarlo en la zona mediterránea, en riberas de ríos y humedales.

Puede alcanzar los 8 metros en su hábitat natural.

En fitoterapia se utiliza la corteza de las ramas, por sus propiedades astringentes y antiinflamatorias.

Olmo

La decocción de corteza de olmo, está indicada para el tratamiento de la diarrea y favorece a su vez la cicatrización de las heridas.

Nombre científico del olmo

Ulmus carpinifolia.

Nombres comunes

Olmo común, negrillo.

Partes de la planta utilizadas

Corteza.

Composición

Mucílago, tanino, fitosterol.

Acción farmacológica

Antidiarreico, cicatrizante, antiinflamatorio.

Indicaciones

Heridas, faringitis, diarrea.

Contraindicaciones

No se conocen.

Advertencias

Puede provocar molestias digestivas en personas sensibles.

Modo de empleo

Uso interno: Hervir una taza de agua con una cucharadita de corteza de olmo durante 5 minutos.

Dejar reposar otros 15 minutos. Tomar 3 tazas al día, después de las comidas.

Uso externo: Con la misma decocción, una vez está a temperatura ambiente, moja una gasa de algodón y aplica en heridas para acelerar su cicatrización.

Plantas similares

Siempreviva, umckaloabo, rooibos, primavera, sello de oro.