Angélica

La angélica es una planta herbácea bianual de hojas grandes, que puede llegar a medir casi 2 metros de altura.

Tiene una raíz gruesa, que al ser cortada saca una especie de zumo de color amarillo y de textura lechosa (posee un olor aromático característico).

Sus flores blancas y muy ramificadas.

Crece salvaje en Finlandia, Suecia, Noruega e Islandia, y en la mayor parte de los países del hemisfero norte.

Aloe

El aloe crece en las zonas más desérticas de África, en especial en Provincia del Cabo (Sudáfrica) y en las montañas del África tropical.

Forma una roseta de grandes hojas carnosas y gruesas que salen de un tallo corto (en algunas especies es muy largo e incluso ramificado).

Estas hojas son normalmente lanceoladas con un afilado ápice y márgenes espinosos, los colores varían del gris al verde brillante y a veces están rayadas o moteadas.

Las flores tubulares, con colores desde amarillo, anaranjadas o rojas, nacen en un tallo sin hojas, simple o ramificado, agrupadas en densos racimos (inflorescencias).

Alholva

La alholva es una especie botánica de planta con flor, anual, de hasta 50 centímetros de altura con hojas compuestas de tres hojuelas oblongas.

Esta planta florece en primavera (posee una flor blanca) y puede encontrarse entre las mieses (campos de trigo) de la península ibérica y en Baleares.

Puede encontrarse además en otros países del sur de Europa pero su origen se establece en el sudoeste asiático, lugar donde existen plantaciones en la actualidad.

Algarrobo

El algarrobo es originario de la zona mediterránea de Europa.

Puede alcanzar los 15 metros de altura.

Es de follaje perenne.

Tiene hojas pinnadas de color verde oscuro y flores pequeñas, rojas y apétalas.

El fruto la algarroba es una vaina coriácea de color castaño oscuro, de 10 a 30 cm de longitud, que contiene una pulpa gomosa de sabor dulce y agradable que rodea las semillas.

Alfalfa

La alfalfa es una planta que pertenece a la familia de las leguminosas.

Tiene un ciclo vital de entre cinco y doce años, dependiendo de la variedad utilizada, así como el clima.

Llega a alcanzar una altura de 1 metro, desarrollando densas agrupaciones de pequeñas flores púrpuras.

Sus raíces suelen ser muy profundas, pudiendo medir hasta 4,5 metros.

Alcaravea

La alcaravea es una hierba bienal de la familia Apiaceae, nativa de Europa, Asia Occidental y África del norte.

Planta similar en apariencia a la zanahoria, con hojas verde brillante finamente divididas y de aspecto plumoso.

Crece entre 15-40 cm (en ningun caso llega al metro de altura).

El tallo floral mide entre 40-60 cm de altura con pequeñas flores blancas que surgen en umbelas.

Alcachofera

La alcachofera es una planta cultivada como alimento en climas templados.

Pertenece al género de las Cynara dentro de la familia Asteraceae.

Se nombra como alcachofa, tanto la parte de la planta entera, como la inflorescencia en cápitulo, cabeza floral comestible.

Es perenne y de hasta 150 centímetros de envergadura, que vuelve a brotar de la cepa todos los años, pasado el invierno, si el frío no la heló.

Albahaca

La albahaca pertenece a la familia de las lamiáceas, es una hierba aromática anual nativa de Irán, India y otras regiones tropicales de Asia, que lleva siendo cultivada mas de 5.000 años.

Esta planta es muy sensible a las heladas.

Se cultiva únicamente por semillas, que se pueden sembrar en semilleros o macetas en un invernadero a principios o mediados de la primavera.

Álamo

El álamo es un árbol de hoja caduca que alcanza de 20 a 30 metros, aunque en ocasiones puede superar esta altura.

Se extiende por el sur, centro y este de Europa, centro y oeste de Asia (hasta el centro de Siberia) y norte de África.

Al haber sido cultivado y difundido desde antiguo resulta dificil precisar su area de origen, si bien no resulta aventurado situarlo entre Asia occidental y Europa oriental.

Se encuentra en Escandinavia cultivado.

Ajenjo

El ajenjo es una planta herbácea medicinal de la familia de las asteráceas.

Conocida desde muy antiguo ya por los egipcios.

Sus raíces son perennes, se seca en invierno y florece cuando llega el buen tiempo, es de tallo firme, frondoso, hasta algunas veces leñoso.

Las hojas son de color blanquecino de ambos lados, debido a un vello canoso que le sale a la planta.

Las flores son de color amarillo de 3 a 5 mm de diametro y salen en los meses de julio a septiembre.