Ajo

El ajo es una hortaliza cuyo bulbo se emplea comúnmente en la cocina mediterránea. Tiene un sabor fuerte (especialmente estando crudo) y ligeramente picante.

Tradicionalmente se agrupaba dentro de la familia de las liliáceas, pero actualmente se lo ubica dentro de la subfamilia de las alióideas de las amarilidáceas.

Es una planta perenne de la familia de la cebolla. Las hojas son planas y delgadas, de hasta 30 cm de longitud.

Las raíces alcanzan fácilmente profundidades de 50 cm o más.

Limonero

El limonero es un pequeño árbol frutal perenne que puede alcanzar más de 4 m de altura.

Su fruto es el limón, una fruta comestible de sabor ácido y extremadamente fragante que se usa en la alimentación.

El Limonero posee una madera con corteza lisa y madera dura y amarillenta muy apreciada para trabajos de ebanistería.

Forma una copa abierta con gran profusión de ramas, sus hojas son elípticas, coriáceas de color verde mate lustroso (5 a 10 cm), terminadas en punta y con bordes ondulados o finamente dentados.

Cura depurativa primaveral

La primavera es, sin duda, la mejor época del año para realizar una cura depurativa del organismo, ya que en los seres vivos y en la naturaleza en general, es ahora cuando se renuevan y crecen nuevas células con más fuerza.

Pero para que esto se produzca de la manera más eficaz posible, necesita una pequeña ayuda de nuestra parte, dejando atrás los excesos de las fiestas, comilonas y malos hábitos en la medida de lo posible. Aunque es importante no consumir nada de alcohol mientras dure la depuración.

Hibisco

El hibisco o hibiscus es una planta perteneciente a la familia Malvaceae, con más de 200 especies en su género.

Es más conocida como flor de Jamaica en gran parte de latinoamérica.

Muy extendida por todo el mundo, tanto silvestre como cultivada, especialmente en zonas tropicales y semi-tropicales.

El color de la flor varía del blanco al rojo intenso, con diferentes tonalidades intermedias, incluso existen de color morado.

Plantas recomendadas para digestiones pesadas

En estos días de fiestas, la mayoría comemos de más. Sea por quedar bién con el anfitrión, o simplemente por darnos ese gusto.

Pero pasar un buen rato con la familia y amigos, no tiene porque ser sinónimo de digestiones pesadas o hinchazón.

Aquí es donde las plantas medicinales nos pueden echar una mano, estas son las más efectivas

Astrágalo

El astrágalo es una planta de flores perteneciente a la familia Fabaceae.

Muy utilizada en la medicina tradicional china, forma parte de las 50 hierbas fundamentales de la misma.

Florece durante el verano, produciendo semillas al principio del otoño.

Las flores son hermafroditas, y son polinizadas por abejas y otros insectos voladores.

Crece bien en terrenos de composición alcalina y sus raíces fijan el nitrógeno a la tierra.

Damiana

La damiana es una planta de la familia Turneraceae.

Crece en terrenos áridos de California, Brasil, México y Bolivia.

Es un arbusto que llega a alcanzar los 2 metros de altura.

Las hojas tienen un tamaño de entre 1 y 2 centímetros y poseen vellosidades.

Las flores, de color amarillo, están formadas por cinco pétalos.

Tepezcohuite

El tepezcohuite es un árbol espinoso de corteza color castaño rojizo que puede tener entre 4 y 6 m de altura.

Son características sus espinas cortas erectas muy punzantes, de entre 2 y 3 cm.

Presenta una flor de color blanco-amarillento, generalmente en forma de espiga cilíndrica.

Se localiza principalmente en zonas semiáridas de Brasil, sobre todo en el este.

También se puede encontrar en México, concretamente en la región de Chiapas y en alturas comprendidas entre los 800 y los 1000 metros.

Zaragatona

La zaragatona es una planta perteneciente a la familia Plantago, la mayoría de estas de reconocido efecto laxante y favorecedor del tránsito intestinal.

La parte utilizada es la semilla de la planta, que tiene una capacidad extraordinaria para absorber líquidos.

Fibra contra el estreñimiento

Sin duda uno de los problemas que más afectan a los países desarrollados es el estreñimiento, por falta de fibra vegetal en la dieta, o lo que es lo mismo, un bajo consumo de frutas, verduras y cereales integrales.

Existen laxantes químicos y de plantas medicinales; en este caso, los dos son igual de dañinos para el organismo. Solo deben usarse de forma ocasional, ya que de lo contrario “vician” a los intestinos, que pierden su motilidad natural.

Al dejar de tomarlos, se reproduce el estreñimiento de manera más aguda que inicialmente, además de la irritacion intestinal, colitis, pérdida de minerales y otros trastornos que podría producir su uso.