Plantas medicinales para empezar bien el día

A nivel mundial, las bebidas de origen vegetal más consumidas son el té y el café.

Algunas personas tienen verdadera adicción, hasta el punto de que sin su café del desayuno “no funcionan”.

Esto es mayormente debido a la cafeína (teína en el caso del té), pero también porque el ser humano es un animal de costumbres.

Pero existe un mundo de plantas medicinales más allá de estas dos.

Puedes disfrutar con una infusión que te agrade y al mismo tiempo cuidarte.

A continuación te muestro varias plantas medicinales clasificadas según el efecto deseado.

Plantas medicinales para empezar bien el día

Tomar una infusión por la mañana estimula tu cuerpo para afrontar el día con más energía.

Plantas para empezar bien el día según su efecto

Efecto prebiótico

Algunas plantas medicinales tienen la propiedad de favorecer o regenerar la flora intestinal. Muy recomendables después de un tratamiento con antibióticos.

De esas plantas, las más interesantes son las que contienen inulina en su composición. Las principales (de mayor a menor contenido) son:

La parte utilizada de estas 3 plantas es la raíz, por lo que la forma de prepararlas es la misma.

Hierve una taza grande de agua y añade 2 cucharaditas de raiz. Deja reposar 10 minutos y endulza al gusto.

Alternativamente a esta preparación, la raíz de achicoria la puedes encontrar tostada y molida como sustituto del café.

Estimulantes

  • Romero. Mejora la memoria y estimula el cuerpo en general sin alterar los nervios, ya que no contiene cafeína.
  • Menta. Estimula el sistema digestivo, despeja las vías respiratorias y elimina el mal aliento.
  • Canela. Activa la circulación y aumenta las secreciones gástricas.

Estas plantas son de sabor fuerte, así que será suficiente con hervir una taza de agua y añadir una cucharadita de la planta. Reposar 10 minutos y endulzar.

Digestivas

Si has pasado mala noche por una cena excesiva o tienes indigestión:

Se preparan igual que las anteriores.

Laxantes

Aquí hay que hacer una diferenciación. Por un lado los laxantes fuertes:

  • Cáscara sagrada. Su uso se limita al estreñimiento ocasional. No es aconsejable consumirla más de 1 vez por mes.

Se prepara hirviendo 1 taza de agua grande y añadiendo 2 cucharaditas de la planta. Reposar 10 minutos y beberla lo más caliente posible.

Importante además beber 2 litros de agua al día mínimo.

Estas plantas en cambio son laxantes ligeros, o mejor dicho, favorecedoras del tránsito intestinal. A diferencia de la cáscara sagrada, sí pueden consumirse diariamente y alivian el estreñimiento crónico notablemente.

Aunque no se preparan en infusión como las demás plantas, las he incluido porque son muy beneficiosas y excelentes para empezar el día.

Poner la noche anterior 2 cucharadas de semillas de lino o de chía en una taza grande de agua.

Al día siguiente beber todo en ayunas, de 20 a 30 minutos antes del desayuno. No es necesario masticar si no te agrada el sabor.

Diuréticas

Las plantas con efecto diurético, al igual que las laxantes fuertes, son para uso ocasional.

Puede ocurrir que por una cena excesivamente salada, por comer cantidad de patatas fritas, frutos secos, etc, te levantes con los párpados inflamados o con más ojeras de lo normal, y a veces también con sensación de hinchazon por todo el cuerpo.

Estas plantas son diuréticos bien conocidos:

  • Cola de caballo. Elimina líquidos retenidos sin desmineralizar el cuerpo. Pon una taza grande de agua a calentar y cuando comience a hervir agrega 2 cucharaditas de planta. Continúa el hervor durante 5 minutos, luego deja que se enfríe casi totalmente antes de beberlo.
  • Apio. Un vaso grande de jugo de apio fresco hace maravillas.
  • Esparraguera. Puedes comer 4 o 5 espárragos, mejor si son frescos. Lo único malo es que la orina desprende un olor insoportable. Pero es de los mejores diuréticos naturales.

Debes beber como mínimo 2 litros de agua, a ser posible baja en sodio.

Si el problema persiste al final del día, acude a tu médico de urgencia.

Observaciones

Visita el enlace de cada planta para obtener más información, así como posibles contraindicaciones.

Si te gustó, puedes compartirlo